Etapas por las que pasas al escuchar la nueva canción de Adele

Básicamente lloras en todas.

1. La etapa de “el reencuentro”.

2. La etapa de “la reconciliADELEción”.

3. La etapa de: “¿No tenía una canción así Lionel Richie?”

4. La etapa de interiorizar la canción.

5. La etapa de “yo también recuerdo ayeres mejores”.

6. La etapa de “no sabía lo triste que estaba por dentro, gracias Adele por volverme a la vida”.

7. ESA VOZ.

8. La etapa de “la canto aunque no me la sé”.

9. “I’M SORRY FOR BREAKING YOUR HEART”.

10. La etapa de “llegó la calma otra vez”.

11. La etapa de “creo que se me saldrá una lagrima”.

12. La etapa de “ay no, ahí viene otra vez”.

13. HELLO FROM THE OTHER SIIIIIIIIIIIDE.

14. TANTAS EMOCIONES.

15. TANTA NOSTALGIA.

16. NO QUIERO QUE ESTO SE ACABE.

17. QUIERO LLORAR DE AQUÍ AL INFINITO.
QUIERO LLORAR DE AQUÍ AL INFINITO.

18. Ahora llega la etapa de “aplaudo al ritmo de la canción como si nadie me estuviera viendo”.

19. La etapa de “Ay no, ahí viene otra vez”, segunda parte.

20. “I must’ve called a thousand times to tell you, I’m sorry, for everything that I’ve done”.

21. La etapa de “NO. PUEDO. PARAR. DE. LLORAR.”.

22. La etapa de “Eso fue una de la experiencias emocionales más difíciles de mi vida”.

23. Y la etapa de “LA VOY A ESCUCHAR UNA Y OTRA VEZ HASTA EL INFINITO”.

Sé mi novio infinito….

“Tú debes saberlo, tengo malos hábitos y no me peino. Soy miedosa y mi risa es escandalosa, tengo cicatrices y pesadillas de vez en cuando. Lloro casi todas los días y no sé mucho de moda. Me gusta dormir tarde, despierto en la madrugada y me vuelvo loca. No huyas, quédate a ver lo bueno, eso que nadie ha visto, quédate para que te haga cariños en el cabello, para que bese tu garganta, para que te haga café aunque no sepa hacerlo. Para compartir un pan de dulce, para bañarnos o no bañarnos. Para salir a caminar, para tostarnos la carne en un día soleado. Quédate para que cenemos juntos y nos quedemos a hablar de no sé que cosas, pero juntos. Seamos novios eternamente, con besos y abrazos eternos. Vamos a ser novios toda la vida. Se mi novio infinito y eterno…”
— Fragmentos de no sé que…Mercedes Reyes Arteaga

El Poder Detrás De Tus Días “Rojos” (Poderes Menstruales)

El Poder detrás de tus días “rojos”

Para muchas los días de la menstruación se convirtieron en esos días indeseables, caóticos, de castigo y de indisposición, de “lata”…términos que en su mayoría siempre poseen una connotación negativa. Y pues que por generaciones hemos ido construyendo juntas este significado de nuestro periodo de sangrado que cada 29 días apróx. sucede una y otra vez.

Más allá de lo que cientos de mujeres pueden pensar de este periodo “rojo” de nuestras vidas, hay un Poder inmenso escondido en esta fase que ancestralmente (aquí no me refiero al tiempo de tus abuelas, sino de las mujeres que vivían en los tiempos de las tribus y comunidades pre-urbanas) era concebida como un portal a los misterios y una fuente de poder inmensa. Y pues eso generó, que otras culturas que les precedieron, fueran construyendo esta connotación más negativa en donde las mujeres se “ensuciaban”, “se ponían brujas”, “era un tiempo de oscuridad” y es así como hoy, después de miles de años, las mujeres negamos nuestro poder innato y despilfarramos los misterios que habitan en nosotras sólo por el hecho de ser mujeres!!!

¿Pero, qué es lo que se esconde detrás de tus días rojos?

Pues Atención Mujeres y punto, porque aquí te voy a revelar algunos misterios menstruales que cambiarán tu manera de vivirte esos días rojos:

Eres una mujer: tan simple como que naciste mujer y tienes un útero, tan simple que lo olvidamos y hoy en día cientos de mujeres padecen síntomas y graves enfermedades en éste y otros maravillosos órgano reproductores. Durante los días rojos, tu cuerpo, muy sabio, te viene a recordar que eres mujer y que en ti habita este órgano que por excelencia representa tus características femeninas. De esta manera, si por ahí hay dolores, miomas, ovarios poliquísticos etc, tu cuerpo te lo indica y te invita a reflexionar para hacer los cambios necesarios en tu vida para que vuelva a su (tu) estado pleno. Muchas mujeres con las que he trabajo, por ejemplo, llegan amenorreicas por meses y hasta años y luego de trabajar conectándose con su poder femenino, vuelven a menstruar y vuelven a esta ciclicidad que en algún momento quedo estancada (como también lo estaban en sus vidas).
Eres una mujer cíclica: esto quiere decir que mes a mes, así como vas menstruando, así vas conectando con las diferentes fases de tu ciclo en donde a veces estarás fértil y otras no. la menstruación sólo te viene a mostrar lo que en tu día ajetreado quizás no percibes, es decir, aunque no lo veas o sientas, día a día van sucediendo cosas en tu cuerpo muy diferentes, siguiendo un ciclo que se repetirá cada 29 días apróx. Con esto, puedes crear y seguir tu propio calendario y darte cuenta cuales son los mejores momentos para pedir un aumento, hablar en publico, crear, tomar una decisión, juntarte en familia, etc. Puedes fluir con las energías que ya habitan en tu cuerpo, porque biológicamente está dispuesto para estar mas o menos comunicativo, más o menos focalizado, etc.
Eres una mujer fértil: así como cada mes estás menstruando, cada mes puedes ser madre! tal cual! esa sangre por un lado te puede “estar molestando”, sin embargo esa sangre también te recuerda que tienes la capacidad de crear, de gestar a un hijo, humano, un ser perfecto!! y si lo tuyo en este momento no es tener hijos, pues imagina que si eres capaz de gestar un “milagro de la vida” (un ser con sus órganos, huesos y detalles en máxima perfección) eres capaz de crear lo que quieras!: un proyecto, un sueño, un viaje, un nuevo trabajo…
Eres una mujer que tiene el poder de morir y renacer: así como eres una mujer cíclica, así mismo tienes la capacidad de vivir todo el ciclo y tu día a día ajetreado, movido, inmersas en el hacer; y también tienes la capacidad de morir en estos días rojos. Puedes morir y volver a renacer!!!, recordando que es un ciclo que te permite soltar, entregarte, morir. Morir simbólicamente de todo lo que no desees y volver a nacer, morir simbólicamente en el descansar y no hacer!
Eres una mujer maga-shamana:este es uno de los poderes más intensos y más controversiales en la historia, ya que fue generando que muchos hombres temieran a las mujeres en estos días, tildándolas de brujas con una connotación totalmente negativa. En muchas culturas ancestrales y shamánicas, se cree que las mujeres de por si en esos días, podemos viajar y alcanzar estados de conciencia alterados que nos permitan encontrar respuestas y “ver” mas allá de nuestros ojos.
Eres una mujer que puede soltar su pasado: los días rojos te “regalan” la posibilidad de resetearte, limpiarte y soltar todo lo que te estanque y limite a avanzar….puedes visualizar que en tu sangrado sueltas todo eso doloroso que te amarga, te quita poder y energía, te entristece….la sangre es tu “baño interno” que te purifica y renueva (así como tb fisiológicamente cambia totalmente tu sangre, así mismo lo hace en otros ámbitos).
Eres una mujer que puede permitirse “no hacer”. pues si bella, te mereces no hacer de vez en cuando, te mereces detenerte, descansar y disfrutar del silencio y de la quietud. tus días rojos te recuerdan que puedes hacerlo!!! no lo sientas como un “que lata no poder hacer esto o aquello”, sino que disfruta el no hacerlo. Además, Yo confío en que eres creativa como para buscar otras opciones de panoramas y actividades acordes a lo que tu cuerpo te diga en esos días.
Darle un nuevo significado a tu menstruación, es darle un nuevo significado a tu vida en ese cuerpo de mujer.

Es cambiar la manera de verte y ver al mundo!

Es reivindicar tu poder femenino!

En un próximo articulo te contaré que cosas puedes comenzar a implementar para hacer de estos días rojos tu tiempo de RE-SET y sacarle el jugo al poder femenino que habita en tu red time!

Cariños

Catalina González O.

Psicología y Coaching Femenino

26 COSAS QUE HE APRENDIDO EN 26 AÑOS

1)Tienes que aprender a estar sola para estar bien en pareja…

Yo era la clásica chava que iba de novio en novio, apenas terminaba con uno y ya tenía otro esperando en la “fila”, por así decirlo. Mi última relación terminó hace poco más de un año y, desde entonces, he estado soltera. No he de mentir, no ha sido fácil pero en este tiempo me he dado cuenta que estar sola es una de las mejores cosas que me ha pasado pues he conocido lados de mi que nunca hubiera descubierto en pareja y una de las conclusiones más increíbles a las que he llegado es que: hay que estar bien con uno mismo (eso involucra) estar bien sola para estar bien con alguien más.

2)¡No más patanes!

Otra de mis lecciones más grandes: me fascinan los bad boys y siempre tenía el sueño de que ¡al fin!, podría cambiar a uno y hacer que se enamorara perdidamente de mi. No, no pasó y no pasará. La gente no cambia y aprendí a lidiar con ello, me harté de los juegos y, en definitiva, nunca más aceptaría salir con un patán. Gracias pero no, gracias.

3)Toma mucha, mucha agua…

Dos litros, al menos, siempre ayuda a mantener una buena figura y es mi mejor aliada cuando quiero bajar de peso.

4)¡Deja el celular!

Detesto cuando salgo con mis amig@s y no falta quien sólo está pegado a él: contestando whatsapps, correos, checando facebook, instagram, ¡para!, además de que es de muy mal gusto, nunca te das el chance de realmente disfrutar lo que está pasando a tu alrededor (y, por favor, deja de presumirlo en tus redes sociales). Cada vez que salgo a comer, dejo mi smartphone y me dedico a platicar. 😀

5)El ejercicio es excelente pero…

No porque corriste 5 kilómetros significa que puedes atascarte esa hamburguesa en la cena; el ejercicio es vital para estar en forma pero también cuenta tu alimentación. Una de mis frases favoritas para motivarme a comer sano es: “Mi cuerpo es mi templo, así que no le daré nada que sea barato, grasoso ni rápido”. ¡Nútrelo!

6)Los amigos son mi red de soporte…

He cortado con muchos novios, llorado porque algo no me salió bien, gritado porque tal chavo no me pela, chillado porque no pasé el examen de tal materia y ¿adivinen quién siempre está ahí para mi?, adivinaron: mis amigos. Muchos de ellos han estado ahí en diversas etapas de mi vida pero los más importantes se han mantenido a mi lado durante todos estos años y cada vez que tengo un problema, sé a quiénes les puedo hablar. Así que por nada del mundo (ni por tu galán) dejes a tus amigos.

7)Cuando te salgas de casa de tus padres…

Asegúrate de comprar mucho papel de baño.

8)Viaja lo más que puedas

Ya sabes lo que dicen: “viajar es lo único que puedes comprar que te hace más rico.”

9)¡Lee!

Leer echa andar tu imaginación y no hay nada más increíble que eso, es escaparte un poco de tu mundito para comprender otro. Además, siempre tendrás un buen tema de conversación. 😉

10)No cometas el mismo error dos veces

Y no lo digo porque yo no lo haya hecho… ¡ufff, soy más que culpable! Pero, ¡al fin!, aprendí que hay tantos errores por cometer que ¿para qué seguir haciendo el mismo?, analiza, aprende tu lección y: ¡siguiente!

11)Nunca eres demasiado viejo para nada…

Tengo 26 años y siempre he tenido el sueño de ser una bailarina profesional de ballet, nunca lo hice, pero comenzaré clases la próxima semana.

12)Ayuda a los demás

Nunca me había sentido tan satisfecha y contenta conmigo misma como cuando ayudé a alfabetizar a un grupo de pequeñines de una comunidad indígena.

13)NO te metas con un hombre que tiene novia…

a)Nada bueno saldrá de ahí; b) no, no la va dejar por ti y si lo hace ¿qué te garantiza que no te hará lo mismo?; c)huele a patán; d)no hagas lo que no quieres que te hagan; e)va en contra de las reglas del “feminismo.” :p

14)Los paisajes que más disfrutas son aquellos por los que luchaste…

Recuerdo cuando fui al “Gran Cañón” en EUA, literal, bajamos el Cañón en una caminata que nos tomó alrededor de 8 horas: me faltaba el aire, estábamos a 40 grados, se me acabó el agua, no me había bañado, estaba sudando a chorros, en fin, digamos que no fue nada glamouroso. Pero, al final, los paisajes que admiré valieron totalmente la pena, más por todo lo que tuve que pasar para llegar a apreciarlos.

15)Ámate muchísimo

De otra manera, nadie lo hará por ti.

16)Está bien decir “NO”

A lo que sea: una cita, un galán, una amiga que quiere salir, etc. Es mejor decir “no” y ser sincera que comenzar a mentir (un hábito que me costó mucho dejar).

17)No dejes que nadie te falte al respeto

¡NADIE!

18)El físico no lo es todo…

Puede sonar muy cliché pero es muy muy cierto. Recuerdo haber salido con un chavo que era guapísimo, todos me lo decían: mis amigas, mi hermana, mi familia, ¡hasta mis amigos hombres!, al final, se me hizo un hombre vacío y demasiado aburrido. Ahí me di cuenta de que prefería salir con alguien no tan atractivo pero que fuera interesante e inteligente o que tuviera más cosas en común conmigo.

26 COSAS QUE HE APRENDIDO EN 26 AÑOS

Mi nombre es Paulina y recuerdo que hace exactamente un año estaba por cumplir 25 años, debo admitir, no estaba muy entusiasmada con la idea, es decir, ¡casi a la mitad y después los 30! Ahora, con mis 26 años recién cumplidos, quiero compartirles todo lo que he aprendido (con errores, tropezones, risas y lágrimas) y que cualquier chica debe saber.

1)Tienes que aprender a estar sola para estar bien en pareja…

Yo era la clásica chava que iba de novio en novio, apenas terminaba con uno y ya tenía otro esperando en la “fila”, por así decirlo. Mi última relación terminó hace poco más de un año y, desde entonces, he estado soltera. No he de mentir, no ha sido fácil pero en este tiempo me he dado cuenta que estar sola es una de las mejores cosas que me ha pasado pues he conocido lados de mi que nunca hubiera descubierto en pareja y una de las conclusiones más increíbles a las que he llegado es que: hay que estar bien con uno mismo (eso involucra) estar bien sola para estar bien con alguien más.

¡”VALIENTE” YA TIENE MÁS DE 1 MILLÓN DE VIEWS EN VEVO!

2)¡No más patanes!

Otra de mis lecciones más grandes: me fascinan los bad boys y siempre tenía el sueño de que ¡al fin!, podría cambiar a uno y hacer que se enamorara perdidamente de mi. No, no pasó y no pasará. La gente no cambia y aprendí a lidiar con ello, me harté de los juegos y, en definitiva, nunca más aceptaría salir con un patán. Gracias pero no, gracias.

3)Toma mucha, mucha agua…

Dos litros, al menos, siempre ayuda a mantener una buena figura y es mi mejor aliada cuando quiero bajar de peso.

4)¡Deja el celular!

Detesto cuando salgo con mis amig@s y no falta quien sólo está pegado a él: contestando whatsapps, correos, checando facebook, instagram, ¡para!, además de que es de muy mal gusto, nunca te das el chance de realmente disfrutar lo que está pasando a tu alrededor (y, por favor, deja de presumirlo en tus redes sociales). Cada vez que salgo a comer, dejo mi smartphone y me dedico a platicar. 😀

5)El ejercicio es excelente pero…

No porque corriste 5 kilómetros significa que puedes atascarte esa hamburguesa en la cena; el ejercicio es vital para estar en forma pero también cuenta tu alimentación. Una de mis frases favoritas para motivarme a comer sano es: “Mi cuerpo es mi templo, así que no le daré nada que sea barato, grasoso ni rápido”. ¡Nútrelo!

6)Los amigos son mi red de soporte…

He cortado con muchos novios, llorado porque algo no me salió bien, gritado porque tal chavo no me pela, chillado porque no pasé el examen de tal materia y ¿adivinen quién siempre está ahí para mi?, adivinaron: mis amigos. Muchos de ellos han estado ahí en diversas etapas de mi vida pero los más importantes se han mantenido a mi lado durante todos estos años y cada vez que tengo un problema, sé a quiénes les puedo hablar. Así que por nada del mundo (ni por tu galán) dejes a tus amigos.

7)Cuando te salgas de casa de tus padres…

Asegúrate de comprar mucho papel de baño.

8)Viaja lo más que puedas

Ya sabes lo que dicen: “viajar es lo único que puedes comprar que te hace más rico.”

9)¡Lee!

Leer echa andar tu imaginación y no hay nada más increíble que eso, es escaparte un poco de tu mundito para comprender otro. Además, siempre tendrás un buen tema de conversación. 😉

10)No cometas el mismo error dos veces

Y no lo digo porque yo no lo haya hecho… ¡ufff, soy más que culpable! Pero, ¡al fin!, aprendí que hay tantos errores por cometer que ¿para qué seguir haciendo el mismo?, analiza, aprende tu lección y: ¡siguiente!

11)Nunca eres demasiado viejo para nada…

Tengo 26 años y siempre he tenido el sueño de ser una bailarina profesional de ballet, nunca lo hice, pero comenzaré clases la próxima semana.

12)Ayuda a los demás

Nunca me había sentido tan satisfecha y contenta conmigo misma como cuando ayudé a alfabetizar a un grupo de pequeñines de una comunidad indígena en Morelos, México.

13)NO te metas con un hombre que tiene novia…

a)Nada bueno saldrá de ahí; b) no, no la va dejar por ti y si lo hace ¿qué te garantiza que no te hará lo mismo?; c)huele a patán; d)no hagas lo que no quieres que te hagan; e)va en contra de las reglas del “feminismo.” :p

14)Los paisajes que más disfrutas son aquellos por los que luchaste…

Recuerdo cuando fui al “Gran Cañón” en EUA, literal, bajamos el Cañón en una caminata que nos tomó alrededor de 8 horas: me faltaba el aire, estábamos a 40 grados, se me acabó el agua, no me había bañado, estaba sudando a chorros, en fin, digamos que no fue nada glamouroso. Pero, al final, los paisajes que admiré valieron totalmente la pena, más por todo lo que tuve que pasar para llegar a apreciarlos.

15)Ámate muchísimo

De otra manera, nadie lo hará por ti.

16)Está bien decir “NO”

A lo que sea: una cita, un galán, una amiga que quiere salir, etc. Es mejor decir “no” y ser sincera que comenzar a mentir (un hábito que me costó mucho dejar).

17)No dejes que nadie te falte al respeto

¡NADIE!

18)El físico no lo es todo…

Puede sonar muy cliché pero es muy muy cierto. Recuerdo haber salido con un chavo que era guapísimo, todos me lo decían: mis amigas, mi hermana, mi familia, ¡hasta mis amigos hombres!, al final, se me hizo un hombre vacío y demasiado aburrido. Ahí me di cuenta de que prefería salir con alguien no tan atractivo pero que fuera interesante e inteligente o que tuviera más cosas en común conmigo.

19)Ve a muchos muchos conciertos

La música es una de mis grandes terapias, más cuando ¡es en vivo!

20)Haz cosas sola…

Desde ir al cine, de compras, a cenar a un restaurante, no tiene nada de malo.

21)Cuando no sepas qué ponerte…

Usa algo negro, es garantía de que te verás bien.

22)Cortar es horrible…

Vaya que lo es, pero pasará, te lo prometo. 😉

23)Estudia lo que te apasiona

Y no lo que tus padres te impongan, no importa lo que te digan.

24)Sé quien eres…

La vida es muy corta como para pretender ser alguien que no eres.

25)Ríete muchísimo

A carcajadas y de todo, hasta de ti misma.

26)Que no te importe lo que los demás digan de ti

¡Qué flojera!, mejor sé la mejor versión de ti misma y sólo preocúpate por complacerte a ti, ¡a nadie más!